Pastel de Zanahoria: ¡qué poco cuesta hacer felices a quienes más quieres!

Pastel de Zanahoria

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Categoría: Postres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Pastel de Zanahoria

500 gr. de harina de repostería
Una cucharadita y cuarto de levadura en polvo
300 gr. de aceite de girasol
1 cucharadita de bicarbonato
4 huevos
Una cucharadita y cuarto de canela molida
100 gr. de azúcar moreno
Media cucharadita de nuez moscada molida
300 gr. de azúcar blanco
Una pizca de clavo molido
7 zanahorias
Media cucharadita de sal
Una tarrina de queso crema tipo Philadelphia
60 gr. de mantequilla salada
250 gr. de azúcar glas
2 cucharaditas de extracto de vainilla
Unas gotas de zumo de limón

Cómo preparar Pastel de Zanahoria

Para hacer un riquísimo pastel de zanahoria lo primero que debemos hacer es poner a precalentar el horno a 190º C, con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta mezclamos en un bol la harina, el bicarbonato, la levadura, la nuez moscada, la canela, la sal y el clavo molido. Removemos bien y reservamos.

Aparte, pelamos las zanahorias y las picamos, rallada bien finita queda perfecta. Después, echamos en un bol los huevos y el azúcar blanco y el moreno, y batimos hasta conseguir una mezcla espumosa. A continuación le añadimos el aceite, pero muy poco a poco.

Añadimos las zanahorias y el resto de ingredientes secos, y vamos removiendo hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos. Después la echamos en el molde y metemos al horno. Dejamos que el pastel se haga durante unos 40 minutos. A continuación sacamos del horno y dejamos que se enfríe sobre una rejilla, antes de desmoldar.

Mientras se enfría, vamos preparando la cobertura. Para ello batimos el queso crema y la mantequilla, previamente ablandada con unos segundos de microondas. Removemos hasta conseguir una mezcla homogénea. Después le añadimos el extracto de vainilla y las gotas de limón, y el azúcar glas pero poco a poco, hasta obtener el espesor deseado.

Cortamos el bizcocho en tres realizando dos cortes horizontales. Untamos con la cobertura las dos capas y, una vez que tengamos la tarta montada, extendemos el resto de cobertura por toda la superficie. ¡Delicioso!

Loading...