Esta es la manera más fácil y rápida de limpiar una olla quemada

En on limite nos gusta compartir todo tipo de recetas siempre y cuando sean fáciles y rápidas de hacer -y que estén buenísimas, por supuesto-.

Sin embargo, al ponernos manos a la obra siempre pueden ocurrir accidentes, por muy fácil que sea la receta, como por ejemplo despistarnos y que se nos queme la olla en la que estábamos cocinando.

Más allá de que posiblemente la comida se haya arruinado, algo que es una verdadera faena, también es cierto que quitar los restos calcinados de una olla es un trabajo realmente tedioso e incluso a veces imposible.

No basta con probar todo tipo de productos, ni dejarla en remojo, ni usar espátulas para desincrustar el quemado, esa olla acaba convirtiéndose en nuestra peor pesadilla. A no ser que utilicemos el truco que hoy te enseñamos.

A veces se consigue la limpieza más eficaz con los trucos más simples, que no nos llevan ni tiempo ni esfuerzo, y seguro que el de hoy te va a sorprender.

Nosotros te proponemos que para quitar la suciedad de cualquier olla o sartén, pongas un poco de detergente y agua caliente en el interior y después introduzcas una toallita de papel.

Déjalo reposar todo durante una hora y después descubrirás cómo la suciedad se ha desincrustado como por arte de magia.

Depsués, sólo tendrás que lavar la olla como haces normalmente, pero no te hará falta ni frotar. Comprueba tú mismo la eficacia del truco en el siguiente vídeo. ¡Es muy práctico!

Loading...