10 actividades para desarrollar su inteligencia

¿Sabías que 80% del desarrollo cerebral ocurre antes de los seis años? ¡Foméntalo!

Ahora que tu bebé cumplió un año, es más curioso e independiente, todo le resulta interesante y su capacidad de atención ha aumentado. Está en uno de los mejores momentos para que estimules su desarrollo cognoscitivo a través del juego. No necesitas cosas muy sofisticadas: con un poco de creatividad y materiales básicos podrás impulsarlo mientras se divierten.

  1. Taller de arte. Crea un espacio con crayones, colores y plastilina para que plasme lo que está sintiendo. Presume y reconoce su talento. Beneficios: Ejercita la coordinación mano-ojo, el sentido del tacto y la motricidad fina que usa para sostener los colores. Además le brinda nuevas formas para comunicarse.
  2. Pelota. Aunque es un objeto sencillo, ofrece muchas posibilidades de entretenimiento: lanzar, atrapar, patear y jugar solo o en equipo. Asegúrate de que sea mediana y ligera para que pueda sostenerla. Beneficios: favorece el equilibrio, la fuerza y la coordinación de las extremidades. Le permite mantenerse activo, desarrollar el gusto por el deporte y también es uno de los primeros acercamientos a la socialización.
  3. Formas. Pueden ser una esfera, un tablero o cajas en las que puedas retarlo a acomodar círculos, cuadrados y triángulos según corresponda. Tendrá que prestar atención a los detalles para mirar las cosas desde ángulos distintos. Beneficios: Ayuda a perfeccionar su organización espacial mientras los movimientos manuales se vuelven más precisos. Activará su lado analítico al seleccionar y procesar la información recibida.
  4. Bloques de construcción. Al principio sólo podrá manipularlos, meter uno dentro de otro, apilarlos y tirarlos. Posteriormente, será capaz de armar escenarios y objetos más parecidos a su entorno. Beneficios: Despierta su pensamiento lógico y matemático. Aprende a diferenciar y relacionar tamaños, colores y conceptos opuestos como grande-pequeño y corto-largo. Permite un mayor dominio de la motricidad fina.
  5. Melodías. Selecciona una canción que le guste, cántenla y préstale algún instrumento como tambor, pandero o campana para que explore y siga el ritmo. Beneficios: Estimula las destrezas lingüísticas y contribuye a la motricidad gruesa porque crea sonidos cuando los objetos impactan entre sí. Lo motiva a inventar nuevas formas de moverse.
  6. Siluetas. Acuéstalo sobre un rotafolio de papel y dibuja su contorno. Mientras lo haces dile qué parte estás dibujando (cabeza, brazo, pierna, etcétera). Una vez que termines, permítele que se coloree y repitan juntos el nombre de cada zona. Beneficios: Identifica las partes del cuerpo, incrementa su vocabulario y ejecuta asociaciones mentales.
  7. Rompecabezas. Empieza con algo sencillo como la foto de su animal favorito. Pégala en un cartón grueso y córtala en tres o cuatro partes grandes. Motívalo a unirlas para que vea el resultado. Beneficios: Favorece la coordinación motriz fina, las habilidades de observación y la resolución de problemas.
  8. Memorama. Compra uno de pocas tarjetas o mete objetos en una caja y pídele que los saque por pares. Ver y tocar le ayudará a recordar con mayor facilidad porque incluirá detalles como forma, color y texturas. Beneficios: Aumenta la capacidad de atención y retención de información.
  9. Imitación. Cuando limpies o sacudas, invítalo a que lo haga contigo. La repetición es un elemento esencial en el aprendizaje. Beneficios: Mejora su capacidad para estructurar oraciones complejas y refuerza su sentido de pertenencia a la familia.
  10. Su propia historia. A los tres años, el juego simbólico está en su máxima expresión. Motívalo a que piense un cuento en el que sea el protagonista. Dale materiales para que elabore su disfraz. Un trozo de tela puede ser su capa o una frazada su alfombra voladora. Beneficios: Distingue la realidad de la fantasía. Aprende conceptos abstractos y favorece la imaginación y creatividad.

No intentes que alcance nuevas destrezas antes de que haya consolidado las anteriores. Aunque lo presiones no podrá leer o escribir si todavía no dice enunciados completos o no ha entendido algunos conceptos abstractos.

Fuente: http://www.bbmundo.com
Loading...